Carta a Pablo Iglesias

Hola señor Iglesias qué tal está usted? Qué tal su padre? Digale a Julio que me agradan mucho les balades que feia.

Sin tontopollas

Miri, li escribo porque verá: He hecho un libro de historia. De historia de Catalunya, concretamente. Sí, ya sé que usted es de Madrid, pero no estaría de más que se lo comprara, cojones, que si quiere ser el puto Presi de Espanya pues no sé, collons, potser que sepamos de que ve el tema, una mica no? Ni que sea hasta que jodamos el campo.

Es que sabe? Me empieza a semblar que usted es un poco asín. Digo “asín” porque queda feo decirle gilipollas, però bueno, si hace no hace. Aviam: qué cojones sabe usted de la meva tierra? Sap vostè qui era el puto Jaume I? I en Pau Claris, eh? Te piensas que es una calle o qué tontodelculo¿? Qué sabes de la Mancomunitat?

Mira, fins que no canvien las cosas, por desgracia me interessa saber què polles passa allà en la Casa Blanca madrilenya -o como cojones le llaméis a eso-, así me que me interesaría saber que los candidatos a manar allí saben algo del meu país. Que le veo muy sovint per la tele mecagoenDéu i li recordo que VOSTÈ NO ÉS NINGÚ, ENCARA. I me da mala espina. Perquè a la tele sí, cada puto dia, pero a Barcelona no que hi viene pas nunca.

Mire usted, que deia aquell: cómprese el puto libro, i lea sobre Lerroux. Sabe quién es? Es un señor que no regalaba sereies al puto rei de españa ni iba con pintas de votante de la CUP, pero que tenia un aire a usted. I prou ens va donar pel cul en el seu dia.

Quizá a leerlo vea usted que si bien no somos muy listos, los catalanes, gilipolles del tot no somos, tampoco. Que de tanto pelo que nos han quitado, calvitos nos hemos quedado. Ojo amb lo que fots, o vendré a “tomar el té” con usted.

I PÉINESE UN POCO, JODER.

La iaia

Digues algo, per l'amor de Déu